top of page

No a la "Cintura de avispa" La salud es lo primordial.

Actualizado: 28 mar



Cualquier deformación de la estructura corporal, tiende a provocar una disfunción, lo ideal sería respetar la forma natural y sabia del organismo. Además, el cuerpo es un préstamo, nuestro templo-carcasa que nos permite vivir en esta existencia y, además transporta la chispa inmortal.


Todo estado de contracción, hipertonicidad continuada, altera al organismos, preparando el terreno para enfermedades.

Todo artificio es ilusionismo.


Imaginemos que, como hábito (por lo psicosomático o por la moda impuesta de una “cintura de avispa”) mantenemos el vientre (tripa, abdomen, panza) “metido” hacia dentro: "pega el ombligo a la espalda" ¿qué sucederá en el organismo?


Probablemente se darán muchos “desarreglos” estructurales y funcionales en ese cuerpo que, algunas partes de él, están siendo contraídas, y por la ley de la biotensegridad, si una parte se tensan, el resto también lo hará.


Algunos posibles problemas:

- Disfunción respiratoria. El diafragma encontrará dificultades añadidas para contraerse y descender óptimamente, por lo que “echará” mano excesivamente de los músculos del cuello (esternocleidomastoideos y escalenos), además de otros músculos secundarios o auxiliadores inhaladores y, esta tensión continuada creará rigidez y espasticidad en dichos músculos, afectando, a la estructura y funciones del cuello (anterior y posterior), a consecuencia de tener el vientre "metido".

Cuando el vientre está "hundido", "implosionado", "abollado", la respiración será, marcadamente costoclavicular (alta, vertical, luna)


- También podría ocasionar falta de movimientos peristálticos (peristaltismo), digestiones lentas y pesadas. Cierta dificultad en la absorción de nutrientes, hemorroides (ya que el plexo hemorroidal estará bajo la fuerza muscular hipertónica, “culo apretado”), dismenorrea (períodos dolorosos), etc.


Terapéutica elemental:

- Soltemos el anillo lumbo-abdominal-pélvico durante las 24hrs del día.

Consideremos que en cada inhalación, la musculatura abdominal, especialmente el músculo transverso, la faja, se tonifica significativamente.

A mayor perímetro óptimo saludable de la cintura abdominal, más amor cuidado y amor por el préstamo que se nos ha dado, el cuerpo.


- Cultivemos la forma natural y noble del cuerpo, será un cuerpo armonizado en su estructura y funcionamiento. No es tan difícil, supone soltar, descansar y salud psico-emocional.


- Recordemos la forma orgánica, natural, primordial, auténtica, verdadera, fetén y pura de la biodinámica respiratoria, en que todo el tronco se expande durante la inhalación en sus seis planos (posterior, anterior, laterales, caudal y craneal) y a la vez, como un todo este "hexaedro irregular diamantino", esto significa que, las estructuras y sistemas están bien "acomodadas" y, claro, sus funciones serán más óptimas.



Añadimos que, a mayor optimización de la forma natural de ensanche perimetral de la cintura abdominal (ojo, no solo la panza, sino la región posterior, esto es 360º) mayor Cuidado, eduCación y Cura (las tres "Ces" tendremos con nuestro cuerpo.

También, mayor activación de los centros energéticos dan tien (kath o hara) y del ming men o puerta de la vida.


Según la Medicina Profética, "el estómago es la puerta de la enfermedad" Tener el vientre metido no favorece las funciones gastrointestinales.


Añado artículo y vídeo de un médico investigador y director del centro Polestar Pilates. Nuestras investigaciones son paralelas y complementarias.


Investigaciones paralelas y complementarias de nuestros trabajos, acerca del "vientre metido"






142 visualizaciones0 comentarios

Yorumlar


bottom of page