top of page

Reflexión sobre la muerte en diferentes tradiciones, aceptación, acompañamiento y duelo.

Actualizado: 8 jun 2023


Carlos Velasco. Psicólogo

Día: 10 de junio

Hora: 16 a 18hr


Museo de las Momias de Quinto

Cerro de la Corona, s/n, 50770 Quinto, Zaragoza



CONFERENCIA

Índice

-Unos minutos de respiración para relajar el cuerpo y serenar la mente.

-La muerte en algunas culturas y tradiciones. El papel de las religiones

-Las 7 etapas de la existencia del ser humano

-La muerte de las impurezas del ego, morir antes de la muerte física. “Muere antes de morir”

-El cuerpo lleva nuestra historia biográfica

-Diálogo con el corazón

-Vivir en paz para morir en paz. Determinar qué es lo que me perturba y qué es lo que me produce tranquilidad.

-Encontrar el sentido de la vida en cada uno de nosotros


-Entrenarse para la muerte. Aceptar la propia muerte física. El recuerdo de la propia muerte y prepararse para ella.

-Acompañar en el proceso de morir. El modo más adecuado de acompañar al moribundo, lo que se debe hacer, y lo que no hay que hacer

-Las etapas de la muerte

-El agonizante

-Lo que se dice al agonizante, o tiene que decir, según la tradición que sigue.

-Morimos según hemos vivido

-Morir en paz

-Terapias específicas para el buen morir

-La agonía de la muerte y el saludo de paz entre los miembros del cuerpo

-Los últimos 7 alientos y el último aliento.

-Morir en plena consciencia.

-El Ángel de la Muerte.

-Los que creen en la Otra Vida.

-La muerte de un ser querido.

-El trato que se debe dar a los muertos.

-Sepultar el cadáver, modos de efectuar la inhumación

-La tumba

-Las etapas del duelo

-Visitar las tumbas






1.- Preparación.

-Unos minutos de respiración con el objetivo de relajar el cuerpo y serenar la mente, ya que nos facilita la capacidad de atención.

-Tomar consciencia del cuerpo y de la respiración. Al habitar nuestro cuerpo y darnos cuenta de la respiración que nos habita, nos enraizamos y somos más conscientes. Crea espíritu de grupo. Sentir la vida en el cuerpo es de suma importancia, un cuerpo vivo se expande y contrae en cada respiración, tiene calor, movimiento y expresión.

-El cuerpo lleva nuestra historia biográfica



La muerte en algunas culturas y tradiciones. El papel de las religiones

El proceso de la muerte en el agonizante y los pasos sucesivos, como el amortajamiento, el lavado, velar al cadáver, el cortejo fúnebre, la forma de enterramiento y lo que se dice, el proceso del duelo, etc.



Las 7 etapas de la existencia del ser humano:

1.- La no existencia

2.- El mundo de los espíritus

3.- El tiempo en el útero materno

4.- El mundo de las obras y de los pensamientos

5.- El interesapacio, tiempo de la tumba, donde los espíritus esperan hasta el Día de la Resurrección y ser juzgados

6.- El día del Levantamiento

7.- El Paraíso o el Infierno




La muerte de las impurezas del ego, antes de la muerte física.

Muere antes de morir"







El cuerpo lleva nuestra historia biográfica

El ser humano es una experiencia somática, su cuerpo lleva la historia biográfica de toda su vida. Dichas experiencias, cuando la vivencia es sufriente, modifican el libre flujo de la mecánica respiratoria y la postura


Diálogo con el corazón. Establecer el diálogo con el corazón, nos permite afrontar mejor la muerte


Vivir en paz para morir en paz. Determinar qué es lo que me perturba y qué es lo que me produce tranquilidad.





Encontrar el sentido de la vida en cada uno de nosotros

En cualquier momento es propicio preguntarse por el sentido de nuestra vida y qué es lo que nos aparta de ella.


Entrenarse para la muerte. Aceptación de la propia muerte física. El recuerdo de la propia muerte y prepararse para ella.

La muerte no se considera la enemiga del ser humano.

La muerte forma parte de la vida, al experimentar la muerte en lo cotidiano, más se aceptará la muerte y más se aceptará, también, la vida. La muerte es una evidencia de la fragilidad del ser humano. El gran filósofo Martin Heidegger señalaba los beneficios de aceptar la muerte, vivir de cara a la muerte, pero sin obsesionarse.


La muerte nos da certeza del misterio que en ella se encierra y que se revela en la agonía


Por eso, la vida y la muerte forman parte de la vida cotidiana. Reflexionar sobre la muerte nos ayuda a morir con tranquilidad y no pensar en ella de forma obsesiva.


Todos tenemos una fecha de caducidad

El lugar y la hora están establecidos, solo hay que esperar a que se cumpla el decreto.


Prepararse para la muerte, no de una manera obsesiva, sino de una forma realista, como la vida misma; así es la muerte en sí misma.


Existe un dicho que reza: Esfuérzate en este mundo como si siempre fueras a vivir y prepárate para la otra vida como si fueras a morir mañana.




Acompañar en el proceso de morir. Saber acompañar al moribundo creyente y al no creyente. Acompañarle según su tradición o si no tiene.


La forma más conveniente de acompañar al moribundo, lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer. Saber acompañar a la persona que está muriendo es de suma importancia. Deben darse los requisitos indispensables para acompañar y cuáles son las cosas que se deben hacer y decir o no decir. Siempre muestro un gran respeto y consideración por los moribundos.


No se debe decir palabras en vano y se debe hablar bien del difunto. Acompañar a la persona moribunda a su muerte debe ser fácil, sin embargo, es difícil.

Se recomienda y resulta beneficioso que el moribundo esté acompañado de familiares cercanos y queridos.

Estar desde:

· las presencia

La escucha

· el silencio

· el tacto

· la palabra


Una última forma de comunicarse con un moribundo que ya ha perdido todos los sentidos, excepto el del oído, es el movimiento de los párpados. Podemos establecer una simple norma de comunicación: si se cierran, aprietan o mueven los párpados una sola vez, sería un "sí", mientras que si lo hacen dos veces, sería un "no". Por ejemplo, si queremos preguntarle si está en paz, tiene dolor, etc.


Presenciar la agonía de la persona ofrece algunas indicaciones de cómo mejor acompañarle. Esta escena nos ofrece conocimiento para aceptar la muerte.


Se recomienda y resulta beneficioso que el moribundo esté acompañado de familiares y amigos cercanos.

“Es preferible que el agonizante esté rodeado por sus parientes más cercanos y queridos, con el fin de escuchar sus últimas voluntades y recomendaciones, tranquilizándolo y animándolo”


Posibles etapas de la muerte

-Negación de la muerte, resistencia a morir

-Ira, indignación

-Negociación pacto con Dios

-Análisis y reflexión sobre la propia vida en donde emergen los aconteceres más significativos

-Depresión

-Aceptación

-Apertura de la consciencia y estados místicos, espirituales, cósmicos. También estados de una consciencia constreñida, dolor, sufrimiento, oscuridad, sensación de pérdida.


El agonizante

Toda alma probará la muerte”

El cuerpo del agonizante es consciente de que va a morir, su inteligencia instintiva, su espíritu vital lo sabe, y nos advierte que es el final de la corporeidad en este mundo existencial.

Esa vida del espíritu vital se extinguirá en el último suspiro, en la última exhalación y la “inteligencia corporal”, como vestido autobiográfico que transporta los actos, pensamientos, emociones, sentimientos buenos y, también, los malos o incorrectos, desaparecerá con él. Esta vestimenta se adherirá al espíritu, en el tiempo de la tumba y, luego, viajará a la Otra vida


Lo que el agonizante debe decir o se le debe decir, según la tradición que sigue.

Cada tradición o cultura tiene sus fórmulas específicas.


Morimos según hemos vivido.

-Una última forma de comunicarse con




Morir en paz.

Morir en paz es lo imprescindible de esa última etapa de la vida.

Si nuestro corazón está en paz, también estará nuestro cuerpo.


-La agonía de la muerte y el saludo de paz entre los miembros del cuerpo. Cada parte del cuerpo se comunica con el resto del cuerpo. La circulación de la sangre se reduce en las extremidades, y estas se quedan frías. El estómago se paraliza y ya no se puede tragar nada.




Terapias específicas para el buen morir.

Recitaciones de libro sagrados

Cantos

Técnicas de psicoespiritualiad

Terapia sacrocraneal

Mtc.

Terapia floral

Farmacología (derivados de opiáceos)


-Los últimos 7 alientos y el último aliento.

Los últimos días, las últimas horas, y, en especial, los últimos 7 alientos son importantes por los eventos que tienen lugar


-Morir en plena consciencia. Estados expandidosd de consciencia, las visiones, el mundo imaginal

Contemplado los diversos acontecimientos y visiones que van apareciendo.



Los que creen en la otra vida









El Ángel de la Muerte

El Creador de los Mundos ha concebido la vida como la muerte, por tanto, la vida como la muerte es un ser creado. La muerte está en todas partes, en el espacio y en el tiempo. No sabemos cuándo ni dónde, pero el Ángel de la Muerte está ahí.

Por lo general, se habla poco de la muerte, "mejor ni mentarla" se dice, sin embargo, no hay problema en hacer comentarios sobre la muerte, aunque tampoco conviene obsesionarse con ello, pues sería un acto neurótico.


La muerte de un ser querido

La partida de un ser querido ya no podrá darnos existencia a nuestra vida y se siente su ausencia.


El trato que se debe dar al recién muerto, y en general.

Existen diferentes modos de tratar a la persona recién muerta, es decir, al cadáver, así como a los muertos, en general.

Lavado

Embalsamamiento

Amortajar, sudario, vestimenta

En féretro o sin él.

Inhumación o cremación.



-Sepultar el cadáver, modos de efectuar la inhumación. Sin caja o con ella



La tumba es un interesapacio entre este mundo y el Otro.

El cuerpo físico regresa a la tierra, pues de ahí tomó la envoltura del cuerpo y el espíritu, y


emprende el viaje de retorno al mundo de lo invisible.


Las etapas del duelo

-


Visitar las tumbas

Visitar las tumbas nos recuerda nuestra propia muerte y la Otra, la vida del Más Allá, nos puede ayudar en este mundo






Carlos Velasco Montes. Psicólogo

Canal Youtube: https://www.youtube.com/@psitranspersonal/featured

Tfn: 627865058

Talleres que he impartido sobre la muerte: Buenos Aires, Almodóvar del río (Córdoba), Aranda de Duero (Burgos). Barcelona.





Autor de: Las enseñanzas del caballero de la armadura oxidada, 15ª edición. Obelisco













119 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page