top of page

Voz, respiración y espiritualidad: recuperar la voz y respiración en su estado natural, fitrah.

Actualizado: 28 mar


Lugar: Alquería de Rosales (Granada)

Fecha: 20, 21 y 22 de octubre

Instructor: Abdallah Tawfiq Velasco


Bismillah. Ofrecemos nuestra adoración a Allah, Nafas ar-Rahmani, por Su generosidad al otorgarnos el aliento que recibimos 16 veces por minuto (en estado de reposo) y por el don de la voz humana. Este es el primer artículo de tres que se emitirán sobre el tema de la voz


La voz hablada, recitada y cantada. La dimensión espiritual de la voz

La voz necesita de una biomecánica respiratoria libre de rigideces para ser efectiva, así como una técnica vocal.

La palabra "personalidad" en lenguas antiguas significa: "sonar en la máscara" (cara). La voz refleja la historia biográfica de la persona y el estado de nuestro ser.


La voz y la respiración son regalos divinos.

La respiración es esencial para mantener la vida de un cuerpo. Cuando la biodinámica respiratoria se libera de las garras del nafs, es decir, de la oscuridad del ego y de patrones respiratorios insalubres, la respiración y la voz se vuelven naturales, en "modo fitrah", y tienen un impacto significativamente saludable en la fisiología, psicología y el espíritu humano.


La voz y la respiración están íntimamente vinculadas, puesto que, para producir la voz en las cuerdas vocales, es imprescindible la columna de aire que las haga vibrar. En la tradición del islam, la voz y la respiración son instrumentos altamente significativos para la conexión y elevación del espíritu y adoración a Allah.




La voz del Profeta Muhammad (saws) y la recitación del Corán.

"Anas bin Malik dijo: "El Mensajero de Allah tenía una voz tan hermosa que cuando le oíamos recitar el Corán, sentíamos que las palabras estaban siendo vertidas en nuestros corazones'." Al-Bujari (libro 75, hadiz 400)


Podemos imaginar cómo la voz del Profeta Muhammad (saws) influía en la gente y cómo su recitación del Corán impactaba profundamente en sus corazones. La claridad, la melodía y la sinceridad en su voz, junto con la belleza del lenguaje del Corán, deben haber tenido un efecto poderoso en quienes lo escuchaban. Su recitación no solo transmitía el mensaje divino, sino que también inspiraba una profunda devoción y reverencia entre sus seguidores. La voz del Profeta (saws) y su recitación del Corán eran vehículos para la guía espiritual y la conexión con Allah, y su influencia perdura a través de la historia del islam como un ejemplo de belleza y poder en la recitación del Corán


“Allah nunca escucha nada comparable a cuando Él escucha a un Profeta recitando el Sagrado Corán en voz alta y con una bella voz” y “No es de los nuestros quien no recita el Corán con voz melodiosa cuando lo recita en voz alta”. Abu Hurairah, Hadiz sahih

Se describe que la voz del Profeta Muhammad (saws) era melodiosa y clara cuando hablaba con la gente o recitaba el Corán.


La recitación del Sagrado Corán.

Es una forma de acercarse a Allah y buscar Su guía. Se debe ser cuidadoso en la recitación y aprender a recitarlo con una voz clara y melodiosa, esforzándose en una modulación bellamente refinada.


Durante el dhikr de Allah y en sus múltiples modalidades, ya sea audible, recitado o cantado, la voz se convierte en un medio para acercarse a Allah y establecer intimidad con Él.

Dado que la voz y la respiración están intrínsecamente relacionadas, es esencial que la respiració disfrute de una biodinámica respiratoria en su estado natural (fitrah) y que la voz tenga una óptima producción y emisión. Cuando la voz y la respiración están en este estado, ambas contribuyen a una coherencia respiratoria y cardíaca, lo que nos lleva a un estado de centramiento, serenidad y conexión espiritual profunda.

El Aliento Misericordioso de Allah nos llena con Su Aliento Bendito de tal manera que el

aliento y la voz se unen para abrir nuestros corazones en alabanza al Creador de los Mundos. Esto requiere una consciente atención a la respiración, la voz y el significado de lo que se recita.


La disciplina con la voz nos proporciona acceso a nuestra personalidad y al estado de nuestro ser. El proceso de trabajar la voz involucra las diversas dimensiones del ser humano: respiración, personalidad, el ser y, por supuesto, la voz misma. Requiere de una consciencia corporal tanto en la producción como en la emisión de la voz, así como en el manejo del flujo de la respiración.




El objetivo del encuentro en Alquería de Rosales es descomprimir el cuerpo, la respiración y el sistema vocal (aparato fonador) de rigideces, tensiones (bloqueos físicos), energéticos y psico-emocionales.


Evaluaremos los distintos aspectos vocales de cada individuo para llegar a su forma natural y original, su propia voz.

En definitiva, el propósito de este encuentro es la evaluación y tratamiento correspondiente para encontrarse con la propia voz natural, "modo fitrah"









158 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page