top of page

Todo embrión es aliento divino corporeizado en el vientre de la embarazada.


El Aliento Divino emanó haciendo la Creación.

Las criaturas son el Aliento de Dios, podríamos decir que son “Palabras” de Dios. El Aliento con que hizo a las criaturas/palabras emanaban del Cálamo Original (Qalam-i-dhati) con parte de Sus atributos, formando a las criaturas y dándoles vida, movimiento, forma, belleza, majestad, etc.


Todo embrión es aliento divino corporeizado en el vientre de la embarazada.




44 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page