top of page

Bronquitis asmática, asma. Tratamiento alternativo psicosomático mediante la Psicoterapia Respirator



(Documento escrito hace 3 décadas)

Definición y sintomatología.

Se llama de bronquitis asmática crónica al proceso de inflamación bronquial con tos y expectoración que tiene una duración de 2-3 meses al año (todos los años). Se produce una inflamación de los bronquios, caracterizándose por un bronco-espasmo. El paciente tiene cierta facilidad para introducir el aire y dificultad para eliminarlo. Con la bronquitis asmática crónica puede aparecer un enfisema pulmonar, consistente en la desaparición de las paredes -tabiques alveolares-, por el estado de continua irritación del alveolo y por la expectoración; el resultado es un alveolo más grande, lo que hace que la superficie de contacto sea más pequeña y tenga una menor ventilación. Al haber menos intercambio de oxígeno, hay mayor fatiga. Crisis nocturnas o al atardecer. Despertares con sensación de fatiga. Dispnea (fatiga, descompensación respiratoria). La crisis dura 2-3 horas y acaba con tos y expectoración, al principio muy espesa blanquecina y luego más fluida (casi agua). Cuando se ha expectorado, desaparece la crisis asmática y hay sensación de cansancio. (Si el paciente ha adquirido una tonalidad morada en uñas, labios o párpados hay que suministrarle oxígeno en un centro hospitalario). Pueden darse pitos espiratorios y estados de gran ansiedad

Origen Origen interno: el componente psicológico es importante, siendo los conflictos psicoemocionales el origen fundamental. La angustia y la ansiedad incrementan los síntomas. Origen externo: polen, polvo, ácaros, etc. Tratamiento del asma desde la Psicoterapia Respiratoria Individual y en grupo La Psicoterapia Respiratoria es un sistema original del psicólogo Carlos Velasco, elaborado durante 20 años, en la investigación de los conflictos psicoemocionales que subyacen en una respiración defectuosa. Es un método genuino que permite hacer un psicodiagnóstico rápido y profundo acerca de cómo respira la persona y aplicar el tratamiento apropiado para lograr una buena respiración y, por lo tanto, una mayor salud física, psicológica y emocional. La Psicoterapia Respiratoria trata de ablandar y eliminar las armaduras que bloquean la respiración, estas corazas están compuestas de los conflictos psicoemocionales y de los bloqueos físicos y energéticos. La toma de consciencia del “cómo respiro” mediante una serie de técnicas apropiadas, disuelve las armaduras respiratorias y devolviendo la respiración natural. La respiración es un proceso que se halla entre lo corporal y lo emocional y, por lo tanto, puede unirlos o desunirlos. Un conflicto o una situación emocional negativa, como, por ejemplo, el miedo, contrae la musculatura respiratoria –especialmente la del plexo solar– formando una coraza muscular que restringe el libre flujo del aire. La Psicoterapia Respiratoria consiste en que la persona sea más consciente de estas armaduras y pueda disolverlas. En última instancia, un problema respiratorio viene causado por un conflicto psicoemocional que altera el cuerpo y, a su vez, la respiración. Por lo tanto, para eliminar un problema funcional de la respiración, habrá que considerar la causa primera. La Psicoterapia Respiratoria contempla la vuelta a la respiración natural, profunda, libre y placentera, mediante una serie de técnicas que provienen, fundamentalmente, de la Bioenergética y de la Respiración Terapéutica. Sirven para darnos cuenta de cómo respiramos y descubrir donde están los bloqueos físicos, emocionales y energéticos, para desactivarlos y dar paso a una respiración más natural. Según la técnica que empleemos, exploraremos más los conflictos psicoemocionales, los funcionales o los físicos. De cualquier modo, el resultado siempre es una toma de consciencia del “cómo respiro” y del “soltar” las tensiones que impiden una respiración en libertad. Al mismo tiempo, la persona toma consciencia de su historia biográfica y de lo que le sucede, para liberarse, en cierta medida, de los conflictos y encontrar las estrategias oportunas para vivir mejor. La efectividad de la Psicoterapia Respiratoria es alta. Desde la primera hora de sesión la persona conoce mejor cómo es su forma de respirar y el modo de mejorarla. Se le abre todo un universo de comprensión, del porqué de su problema respiratorio y de las enfermedades psicosomáticas que padece, aunque nunca pensara que estaban asociadas a una constricción física y respiratoria. Semiología de la respiración “Hay una semiología de la respiración que vincula directamente la respiración con el ego, persona, alma y espíritu. En algunas lenguas –sobre todo en las más antiguas–, la raíz de la palabra respirar es la misma que se emplea para designar al yo experimentador. La respiración es, en términos generales y por extensión, sinónimo de hálito, soplo, pneuma, orgón, prana, chi, (espíritu, persona, ego, alma), etc. Es la energía cósmica fundamental, de naturaleza no eléctrica. Tiene una función tan importante en la vida que ha recibido muchísimas denominaciones. Cuando la respiración abandona a la persona en la muerte, el yo desaparece y el espíritu abandona el cuerpo. De aquí la importancia de la respiración en el ser humano, porque es el vínculo entre el cuerpo y el yo/espíritu. Sin oxígeno, la vida no puede existir en el Planeta. El que no respira profundamente reduce la vida de su cuerpo. El Caballero de la Armadura Oxidada inspira profundamente oxigenando su organismo y llenándolo de una energía vital que le relaja física y mentalmente, le aclara la mente y le da valor. En cada aliento respira el hálito con los ojos del Yo verdadero, respira la autenticidad y la verdad”. (Las Enseñanzas del Caballero de la Armadura Oxidada. Ediciones Obelisco.) Algunas enfermedades psicosomáticas debidas a una mala respiración Las células sin oxígeno no pueden hacer el metabolismo –las células cancerígenas no lo necesitan, son anaeróbicas– y tampoco pueden vivir sin la energía vital del prana (ki, chi). El problema psicoemocional tensa la musculatura –especialmente ese músculo semitendinoso en forma de paraguas que es el diafragma–, bloquea la respiración y reduce la entrada de oxígeno en los pulmones, favoreciendo todo tipo de enfermedades físicas. Debido a esto, se provocan enfermedades respiratorias de la vías altas y bajas, como bronquitis y asma, dismenorrea (dolor en la menstruación), hernia de hiato, estreñimiento, flatulencias, malas digestiones, cefaleas, trastornos cardiovasculares, cansancio, estado hipotónico y depresivo. Quistes en los ovarios y cáncer de matriz, de cólon y de estómago, entre otros. Al desbloquear la respiración, se le devuelve la salud al cuerpo y a la mente; entonces, la patología general disminuye. La persona se da cuenta de que se ha liberado de una presión crónica en la boca del estómago y siente menos asfixia y ahogamiento ya que la respiración se hace más fluida. Se alivia el dolor de cabeza. Las crisis asmáticas disminuyen y puede controlarlas mucho mejor en caso de aparecer. Los extremos de los pies y de las manos dejan de estar fríos y surge el calor gracias a la mejora de la circulación sanguínea y al desbloqueo energético. Disminuyen las contracturas musculares de la espalda y del cuello al aflojar la sobretensión muscular debida a una respiración costoclavicular. Todos los órganos internos empiezan a funcionar mejor (hígado, vesícula biliar, estómago, etc.). El estreñimiento se reduce o se elimina. El dolor de ovarios se alivia considerablemente. La persona se siente más revitalizada y los niveles de ansiedad bajan. Técnicas para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades respiratorias funcionales Herramientas básicas generales a emplear según tipo de enfermo, patología y momento del proceso terapéutico: Respiración natural consciente Hiperventilación controlada Psicoterapia Bioenergética y Gestáltica Relajación física y mental Ejercicios respiratorios específicos Reeducación postural Masaje respiratorio TER (Terapia Energética Respiratoria) Medicina Natural La respiración natural consciente hace que las personas tomen consciencia de cómo respiran habitualmente y de cómo deberían hacerlo para lograr unos beneficios de los que se están privando. La hiperventilación controlada permite sacar al paciente de la estrechez de sus límites y ampliarlos para que los músculos sean conscientes del problema que contienen y “liberen” esos conflictos, definitivamente. La Psicoterapia Bioenergética y Gestáltica nos permite comprender los problemas psicoemocionales que son la causa de las enfermedades respiratorias y tomar conciencia de los bloqueos musculares que tenemos, especialmente los del plexo solar (boca del estómago), garganta, hombros, pecho y pelvis. Por medio de una serie de ejercicios se logra el desbloqueo a nivel muscular y energético. La relajación física y mental consiste en eliminar todas las alteraciones de los pensamientos y emociones que paralizan la respiración, relajando la musculatura lisa y estriada del cuerpo, facilitando la entrada y salida del aire. Los ejercicios respiratorios específicos facilitan una mayor movilidad del diafragma, la relajación de los músculos que intervienen en la respiración y la expansión pulmonar. La reeducación postural permite que nos demos cuenta de las posturas corporales incorrectas las cuales perjudican la respiración, para corregirlas, adquiriendo el hábito de una postura correcta. El masaje respiratorio desbloquea y relaja la musculatura implicada en la respiración pues está comprobado que detrás de un problema respiratorio siempre existe una sobretensión muscular. TER es la Terapia Energética Respiratoria con la que se consigue eliminar el estado de cansancio y agotamiento, obteniendo un estado físico energético vigorizante, así como un estado mental clarificado y un mayor centramiento en la tarea. La Medicina Natural actúa como coadyuvante en alguno de los problemas, facilitando la mejoría. Autodiagnóstico de la respiración Pon la mano en el bajo vientre y observa el movimiento. Lo correcto es que se expanda. Nunca debe producirse un movimiento ascendente. Coloca las manos abiertas en los costados, debajo de las costillas flotantes, para comprobar que el tórax se expande. Las manos no deben ascender. Pon la mano derecha en la boca del estómago (plexo solar). Debes notar que se produce una expansión. Nunca tiene que subir. Con la mano sobre el pecho, a la altura del timo, debes percibir una expansión, nunca debe ascender. Coloca la mano derecha sobre el costado, a la altura de la axila, y la mano izquierda en el lado derecho para comprobar que hay expansión. Las manos no deberán subir. Sitúa la mano derecha sobre el hombro izquierdo y la izquierda sobre el derecho. Los hombros no deben ascender, y si ascienden, será muy poco. Con la mano sobre el cuello, observa que no hay tensión en él, especialmente en los dos grandes músculos esternocleidomastoideos. Pon los dedos índice y corazón sobre la fosa entre las clavículas (fossa jugularis). La profundidad de la fosa no debe pronunciarse. Durante la inspiración y la espiración debes sentir una sensación placentera de expansión, alivio y facilidad. 7 claves para meditar 1 ¿Te das cuenta de cómo es tu respiración? 2 ¿Sientes dolor si te aprietas con la mano en la boca del estómago? 3 ¿Si respiras profundamente te agotas fácilmente? 4 ¿Qué parte del tronco se mueve cuando respiras? 5 ¿Disfrutas respirando? 6 ¿Sospechas que alguna de tus enfermedades es debida a un boqueo de la respiración? 7 ¿Qué armadura emocional bloquea tu respiración? Premisas La respiración une el cuerpo y las emociones. Lo psicológico y emocional altera el cuerpo, éste la respiración y, por lo tanto, la voz. La voz está relacionada con la respiración y con las emociones y expresa la personalidad. El cuerpo es el soporte de la respiración, de la emoción y de la voz. El cuerpo nos informa de en qué zonas hay tensiones. Mediante una forma lúdica, sencilla y profunda, exploraremos la respiración, la emoción, el cuerpo y la voz. Comprenderemos cómo se hace nuestra respiración. Descubriremos en donde están los bloqueos físicos que dificultan la respiración. Nos daremos cuenta de los problemas psicológicos y emocionales que alteraron el buen funcionamiento de la respiración. Descubriremos nuestra verdadera voz. Aprenderemos a energetizarnos con la respiración. Formación académica Carlos Velasco es Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Naturópata. Centro Hipócrates. Biogestalt. Psicomotricidad Relacional. Eneagrama. Psicoterapia Gestalt, Bioenergética. Masaje, Osteopatía, Tai Chi, Yoga. Ha visitado más de 70 países interesándose por las técnicas de mejora de la salud.

72 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page